La web hotelera, requisitos mínimos para conectar con el cliente

En la era de Internet, no tener un diseño y desarrollo web adaptado al sector del negocio es un suicidio empresarial. ¿Exagerado? Nosotros diríamos que no ya que más del 88% de las empresas tienen presencia digital a través de una web según recoge la Asociación Española de la Economía Digital en sus últimos informes. Por lo tanto, si la competencia está ahí, ¿puede tu hotel tener una web que no responda a los criterios mínimos de una web hotelera? ¿Está preparada para sorprender, captar la atención y vender online a tus futuros huéspedes?

design web
Descrito de esta manera puede parecer exagerado pero tenemos motivos para contarlo así ya que la web hotelera debe representar la presencia digital en Internet de cualquier establecimiento hotelero. Es el canal directo de venta, un escaparate al mundo abierto 24 horas los 365 días del año que debe mostrar todas las fortalezas de tu producto para obtener reservas hoteleras. Motivos suficientes para prestarle toda nuestra atención, ¿no crees?

Por ello, cuando tratamos por primera vez con un cliente, el análisis de su página web es uno de los pilares básicos de nuestra estrategia de marketing. Con la experiencia, hemos visto que la mayoría de ellos suelen cometer errores similares como, por ejemplo: ausencia de motor de reservas, incoherencia entre textos e imágenes o fotos de mala calidad, advirtiéndose claramente una falta de concepción hotelera a la hora de diseñar y programar dicha web. Partiendo de esta base, destacamos tres puntos básicos que toda web hotelera debe cumplir:

1. Diseño. Ha de ser una página bien definida, potente visualmente, que transmita al usuario la confianza necesaria para efectuar la reserva. Hay que tener en cuenta que hasta que el cliente no realiza el check-in, la única percepción que tiene del hotel, la casa rural, el hostal o el apartamento es la imagen que transmite la web. (Eso, si hemos tenido la “suerte” de que ha llegado a nosotros antes que a cualquier portal online).

web responsive

2. Accesibilidad. La web hotelera debe cumplir unos requisitos mínimos para que sea “leída” por el mayor número de usuarios, con independencia del dispositivo desde el que lo realice, el sistema operativo del que disponga o conocimientos digitales que posea.

3. Usabilidad. Que sea fácil y simple navegar a través de la web es una función esencial. Hemos de lograr que el visitante interactúe con la página de una manera lo más cómoda e intuitiva posible.
Estas tres características son solo el punto de arranque desde el que iniciamos nuestro análisis.

Por supuesto, existen más elementos mínimos que una web hotelera debe contemplar y que ya desgranamos en su día en esta infografía Lo que toda web de hotel debe tener en cuenta. ¿Está tu web preparada para sobresalir entre tus competidores?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *